22 de diciembre de 2017

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) indicó que el año 2017 se erigirá como el periodo de consolidación en producción y exportación para la industria automotriz mexicana con una fabricación de vehículos nunca antes vista y una balanza comercial histórica.

Agregó que el sector automotriz cerrará este año con una balanza comercial superior a los 62 mil millones de dólares pese a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que inició este año.

La industria automotriz instalada en México continúa su crecimiento y estima aún llegar a los cuatro millones de vehículos producidos en México durante 2018 y alcanzar los cinco millones para 2020.

Con la producción estimada de 3.7 millones de vehículos para 2017, de los cuales tres millones serían para la exportación, México afianzará su posición mundial, tanto como uno de los principales productores y exportadores de unidades automotoras.

“Es claro que vamos a cerrar con cifras históricas de producción y exportación. Con números que permiten afirmar que México se consolidará como cuarto exportador mundial y séptimo fabricante de vehículos en el mundo”, aseguró el presidente de la AMIA, Eduardo Solís Sánchez.

En opinión del directivo, México ha probado ser un jugador altamente competitivo y de clase mundial.

Aunque el inicio del año fue complicado para la industria con el anuncio de “desinversión” de Ford Motor Company en San Luis Potosí, México, de alrededor de mil 600 millones de dólares y el cambio en la producción de Toyota en su planta que construye en Guanajuato, del Corolla a la pick up Tacoma, el sector continuará cosechando cifras récord.

Para el año entrante se espera la consolidación de nuevos fabricantes automotrices en México, tal es el caso de Kia Motors México (KMM) que, a dos años de haber iniciado ventas en el país, hoy se encuentra en el sexto lugar de participación de mercado y en cuanto a producción estima concluir el año con la fabricación de más de 300 mil unidades, a menos de dos años de empezar a producir en la planta de Pesquería, Nuevo León.

Asimismo, la coreana Hyundai inició este mismo año la producción en la planta de Nuevo León, de su vehículo Accent, mismo que ha tenido amplia aceptación en el mercado mexicano para el cual anunciaron la comercialización de 20 mil unidades para el primer año de producción.

Asimismo, se espera el arranque de la fabricación de vehículos Infiniti y Mercedez Benz durante 2018 en la planta de Aguascalientes, denominada Compass, y los avances de la planta de BMW para iniciar la producción del Serie 3 en San Luis Potosí hacia la primera mitad del año 2019.

Los planes de producción y exportación automotriz para México sólo podrían modificarse si hay cambios en el contexto internacional, ya que más de 80 por ciento de la fabricación de automóviles en el país se destina a los mercados externos.

Fuente: Notimex

Comment