25 de Mayo de 2017

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Canadá pretende introducir temas diferentes al comercio, como la anticorrupción y la igualdad de género, sostuvo el embajador canadiense en México, Pierre Alarie en el Foro Global Commerce Forum 2017, organizado por Atlactic Council, creado desde 1949 con la firma del Tratado del Atlántico Norte, y Baker Mckenzie, una consultoría mundial de abogados.

México y Canadá, dijo, deben definir qué es lo que quieren de la modernización del tratado para discutir y trabajar juntos. “De hecho tenemos una petición: que se incluya, por ejemplo, una cláusula sobre la igualdad de género y queremos un capítulo sobre anticorrupción. Son cuestiones que nos conviene traer a la mesa”, comentó el diplomático en su ponencia.

En la relación bilateral entre México y Canadá, que se ha profundizado a lo largo de las más de dos décadas de vigencia del TLCAN, hay muchísimas más cosas que cifras económicas y comerciales, insistió.

Alarie destacó que a Canadá le “preocupa mucho lo que está pasando con los periodistas en México” y que siete ya hayan sido asesinados en lo que va del año, así que “ya estamos platicando con el gobierno y las organizaciones no gubernamentales (ong) para ver qué hacemos, porque hay muchas cosas más allá del del comercio que son importantes”.

“Dejamos que la relación económica fuera lo único y nos olvidamos de cuidar lo demás. En la protección a los derechos humanos, por ejemplo, México y Canadá podrían ayudar a resolver algunos de los problemas que, por ejemplo, hay en Venezuela y a nivel mundial compartir intereses comunes ya que México formará parte las misiones de paz de Naciones Unidas y Canadá puede ser de gran apoyo”, indicó.

Si bien consideró que el TLCAN ha contribuído al crecimiento democrático en México, lamentó el incremento de la violencia. Refirió como ejemplo que en la década de los 90 existían 4 mil estudiantes canadienses en México, pero a la fecha hay menos de 400 porque los padres ya no quieren mandar a sus hijos acá porque lo consideran peligroso por la violencia y el narcocrimen. En cambio, en Canadá hay 95 mil estudiantes mexicanos.

En entrevista posterior, aclaró que no vislumbra un capítulo nuevo sobre derechos humanos en el TLCAN pero destacó que en la reunión que el martes pasado sostuvieron los cancilleres de México y Canadá abordaron el tema de la violencia y la falta de protección de los periodistas, el cual van a retomar “de manera más amplia” en la reunión bilateral que sostendrán en la cumbre de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en junio de este año.

En su ponencia, el embajador destacó que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau tomó “una decisión audaz” al eliminar la visa para los mexicanos desde diciembre del año pasado, días después de que Donald Trump ganó la elección presidencial de Estados Unidos y comenzaba sus declaraciones contra el TLCAN comenzaban a generarse incertidumbre.

Trudeau tomó esa decisión al señalar que México era parte de Norteamérica y como socio del TLCAN sus ciudadanos no necesitaban una visa, una decisión que “fue muy bien recibida a nivel política y por los mexicanos”.

Fuente: La Jornada

Comment