14 de Julio de 2017

Cancún, Q.Roo. México y Estados Unidos han reducido sus costos y tiempos de despacho conjunto aduanero por medio de un programa entre el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) de los Estados Unidos.

En el Aeropuerto de Laredo, Texas, se lleva a cabo un despacho conjunto de carga aérea de los sectores automotriz, electrónico y aeroespacial con destino a ocho aeropuertos mexicanos y una reducción de 50% en costos y 60% en tiempo, según datos del gobierno mexicano.

En Mesa de Otay, Baja California, se despachan productos agrícolas con destino a Estados Unidos, con una disminución en los tiempos del despacho de hasta 95% sin revisión. En un tercer lugar con aduana conjunta, en San Jerónimo, Chihuahua, se inspeccionarán cargamentos de computadoras y otros productos electrónicos con destino a Estados Unidos a partir de agosto del 2017.

“Los costos del despacho de mercancías han disminuido a la mitad o en menos de la mitad con este programa”, dijo Osvaldo Santín Quiroz, jefe del SAT, en el Congreso de Agentes Aduanales celebrado en esta ciudad.

Ricardo Treviño, titular de la Administración General de Aduanas, comentó que la aduana conjunta en San Jerónimo permitirá descongestionar el tránsito y las operaciones de comercio internacional en Ciudad Juárez, y destacó que el gobierno federal pretende comenzar este programa en agosto, luego de haber tenido varios retrasos.

El programa se prevé poner en marcha en una planta ensambladora de la taiwanesa Foxconn, adyacente a las instalaciones de la aduana de México en San Jerónimo, Chihuahua (10 millas al oeste de Ciudad Juárez).

La nueva tecnología ha reducido los costos del transporte y ha aumentado el flujo comercial y de capitales entre las naciones, además de fomentar el crecimiento económico internacional y permitir que el terrorismo se propague fácilmente.

Al final de cada fase piloto, que durará un semestre, el SAT y CBP evaluarán los resultados y determinarán si se amplía el periodo de prueba, se expande para incluir a otros sectores de la industria o se convierte en programa permanente.

Ambos países autorizaron también que funcionarios aduanales de México y Estados Unidos realicen conjuntamente preinscripciones y revisiones previas de personas en el tránsito bilateral.

Fuente: El Economista

Comment