23 de Agosto de 2017

La propuesta de contar con una regla de origen por país para el sector automotriz es inaceptable e inviable en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a la integración de la industria en la región, sostuvo Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Tras la primera ronda de renegociación del TLCAN, en la que participó como representante de la industria en el Cuarto de Junto, Solís dijo que en las negociaciones trilaterales no se abordaron temas relevantes para el sector.

“No se llegó a detalle de ningún sector, están todavía en un nivel más general”. Ante la propuesta del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, de ocupar reglas de origen por país, Solís dijo que no se ha utilizado este mecanismo en ningún acuerdo comercial, por lo que esta propuesta es “absolutamente inaceptable”.

No hay componentes que sean catalogados de un país, existen componentes regionales, explicó. “De hacer una regla específica de país, se pone un candado que directamente le pega a la competitividad de la región de Norteamérica como bloque”.

En cuanto a reglas de origen, que es una de las regulaciones más estrictas dentro de todo el tratado, insistió que la postura de la industria es mantener un contenido regional de 62.5 por ciento con rastreo. “Esperamos que se avance, que sigan sentándose las bases de los principios básicos de la negociación.

Esperamos un tratado que pueda percibir mayores inversiones, mayor empleo y por supuesto mayor comercio”, sostuvo el representante de la industria.

Fuente: Milenio

Comment