29 de Septiembre de 2017

 

Una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN) favorable para México podría ser contrapeso al plan fiscal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que plantea la reducción de impuestos a las empresas para que inviertan más en el país de la bandera de las barras y las estrellas.

Expertos consideran que el propósito de dicha reducción tarifaria es que empresas estén dispuestas a tener y mantener ciertos ingresos en Estados Unidos, a la par de incrementar su producción para reducir importaciones y fomentar exportaciones, sin embargo, un TLCAN favorable sería un contrapeso.

Margarita Escalante, consultora corporativa de la firma estadounidense
Miller Canfield, indicó que uno de los propósitos de reducir el impuesto corporativo de 35 a 20 por ciento es hacer que Estados Unidos sea más competitivo y para que las empresas se queden en ese país.

“México tiene otras razones para ser competitivo, en especial con respecto a las industrias manufacturera, agrícola y energética. Asimismo, tenemos que mantener en mente que simultáneamente con el proceso legislativo de reforma fiscal en Estados Unidos, se encuentran las negociaciones de TLCAN con México”, expuso.

Para Herbert Bettinger, presidente de Bettinger Asesores, México no podría competir fiscalmente con Estados Unidos si aprueba un paquete tributario tan agresivo.

Martín Fierro, socio de impuesto de la firma RSM, consideró que, de ser aprobado, el plan tributario de Donald Trump tendría un impacto negativo en México, con implicaciones en la recaudación de impuestos y la atracción de inversiones.

Fuente: El Financiero

Comment