07 de Febrero de 2017

“No se va a echar abajo el TLCAN, las empresas no van a quebrar, pero hay personas cerca del presidente Trump que promueven una estrategia por otras razones.

Su postura es parte de una negociación enfocada a China y otros países de oriente; sin embargo, no tienen un plan definido, apenas se desarrolla y tenemos buen tiempo para negociar”, enfatizó.

Durante una reunión que sostuvo con diputados federales integrantes de las Comisiones de Economía, de Relaciones Exteriores y el Grupo de Amistad México–Estados Unidos de la Cámara de Diputados, Zapanta destacó que en esta zona se tiene el bloque económico más poderos en todo el mundo con México, Estados Unidos y Canadá.

Por lo que insistió en que los vínculos y negocios con empresas norteamericanas no pueden revertirse, sino que deben de fortalecerse ya que luego de tantos años de relaciones comerciales las tres naciones se han integrado las economías de las tres naciones, “eso no cambiará”.

Aunque afirmó que ninguno de los diputados y senadores en Texas están en contra del TLCAN, señaló que sí consideran que deben hacerse cambios en el futuro para que el Tratado funcione mejor.

Sin embargo, reconoció que una parte de los republicanos no desean que avance más el TLC y se inclinan por acuerdos binacionales, lo cual, no es conveniente, “no pueden salir y cortar toda relación comercial, porque la economía estadounidense está vinculada al comercio exterior”, sostuvo.

Sobre el tema del muro en la frontera norte, el líder empresarial reiteró a los legisladores que no se construirá y tampoco se aplicará el impuesto de 20 por ciento a las importaciones mexicanas; recordó que en el próximo mes de mayo empresarios y legisladores de ambos países se reunirán en Washington, en el marco de la reunión anual de la Cámara de Comercio México–Estados Unidos, donde se abordarán estos temas.

Por su parte, Eduardo Gallastegui, abogado e integrante del consejo directivo de la Cámara de Comercio México-Estados Unidos, propuso hacer una radiografía de lo que ha sucedido y representado para las empresas de ambos países la vigencia del TLCAN, “ya que ha derivado en muchos beneficios y bondades para consolidar negocios binacionales”, sostuvo.

Expresó su confianza en los legisladores, dijo, como interlocutores de los diversos sectores sociales y económicos para identificar y destacar lo bueno que ha arrojado el tratado tripartita a empresas de ambas naciones.

Fuente: Grupo Formula

Comment